Ne me quitte pas Jacques Brel


 
Ne me quitte pas
Il faut oublier
Tout peut s’oublier
Qui s’enfuit deja
Oublier le temps
Des malentendus
Et le temps perdu
A savoir comment
Oublier ces heures
Qui tuaient parfois
A coups de pourquoi
Le coeur du bonheur
Ne me quitte pas …
Moi je t’offrirai
Des perles du pluie
Venues de pays
Oui, il ne pleut pas
Je creus’rai la terre
Jusqu’apres ma mort
Pour couvrir ton corps
D’or et de lumičre
Je f’rai un domaine
Oů l’amour s’ra roi
Oů l’amour s’ra loi
Oů tu seras reine
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
Je t’inventerai
Des mots insenssé
Que tu comprendras
Je te parlerai
De ces amants la
Qui ont vu deux fois
Leurs coeurs s’embrasser
Je te racontré
L’histoire de ce roi
Mort de n’avoir pas
Pu te rencontrer
Ne me quitte pas
On a vu souvent
Rejaillir le feu
De l’ancien volcan
Qu’on croyait trop vieux
Il est parait il
Des terres brulées
Donnant plus de blé
Qu’un meilleur avril
Et quand vient le soir
Pour qu’un ciel flamboie
Le rouge et le noir
Ne s’épousent ils pas
Ne me quitte pas
Ne me quitte pas
Je n’vais plus pleurer
Je n’vais plus parler
Je me cacherai la
A te regarder
Danser et sourire
Et t’écouter
Chanter et puis rire
Laisse’moi devenir
L’ombre de ton ombre
L’ombre de ta main
L’ombre de ton chien
Ne me quitte pas…
No me dejes
Hay que olvidar
Todo se puede olvidar
Lo que ya se ha ido
Olvidar el tiempo
Los malos entendidos
Y el tiempo perdido
A saber cómo
Olvidar esas horas
Que a veces mataban
A golpes de dudas
El núcleo de la felicidad.
No me dejes…
Te ofreceré
perlas de lluvia
Llegadas del país
donde no llueve.
Escarbaré la tierra
Hasta mi muerte
Para cubrir tu cuerpo
De oro y de luz
Crearé un lugar
Donde el amor sea rey
Donde el amor sea ley
Donde tú serás reina.
No me dejes…
No me dejes
Inventaré para ti
Palabras sin sentido
Que tu comprenderás
Te hablaré
De aquellos amantes
Que han visto dos veces
Abrazarse sus corazones.
Te contaré
La historia de aquel rey
Muerto por no haber
Podido encontrarte.
No me dejes…
A menudo se ha visto
Resurgir el fuego
Del antiguo volcán
Q parecía demasiado viejo.
Son, según parece
tierras quemadas
Que dan más trigo
que el mejor abril
Y cuando llega la tarde
para que un cielo arda
El rojo y el negro
No llegan a mezclarse
No me dejes…
No me dejes
No voy a llorar
No voy a hablar
Me esconderé
para mirarte
bailar y sonreír
Y para escucharte
cantar y sonreir
Déjame convertirme
En sombra de tu sombra
en sombra de tu mano
en sombra de tu perro
No me dejes…
Anuncios

Acerca de Mariangeles Alvarez García

Psicóloga. Psicoterapeuta. Feminista. Involucrada. Interesada en los viajes introspectivos. En búsqueda.
Esta entrada fue publicada en Música, Video. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s