La indefensión aprendida

¿Por qué no somos capaces de reaccionar ante alguna de las situaciones que vivimos?

La indefensión, es un aspecto estudiado por Martin Seligman, para comprender los procesos por los que somos incapaces de reaccionar ante situaciones dolorosas. Su teoría se basa en la idea de que la persona se inhibe mostrando pasividad cuando las acciones para modificar las cosas, no producen el fin previsto.

Esta teoría fue investigada y desarrollada por el psicólogo Martín Seligman. Realizó experimentos con dos perros en una jaula, a los que se les daba choques eléctricos. Uno de ellos, tenía la posibilidad de cortar la corriente, con un golpe de hocico; el otro, no. El primer perro, mantuvo la alerta y la energía, mientras que el otro, vivió asustado, nervioso y cayó en una depresión. Su actitud fue de completa indefensión, aun cuando cambiaron las condiciones y ya tenía la posibilidad de cambiar la situación.

Generalmente las mujeres afectadas por la violencia son incapaces de ayudarse a si mismas. Esto es consecuencia del desgaste psicológico que provoca la continúa exposición a la violencia y al desprecio. Las mujeres víctimas de los malos tratos, se sienten desamparadas e incapaces de lograr sus metas vitales, pasando a un estado de ausencia de motivación.  Como resultado de un proceso sistemático de violencia, la víctima aprende a creer que está indefensa, que no tiene ningún control sobre la situación en la que se encuentra y que cualquier cosa que haga es inútil.

“A la indefensión se llega cuando: se expone a la víctima a peligros físicos y no se le advierte o ayuda a evitarlos, se la sobrecarga con trabajos, se le hace pasar por torpe, descuidada, ignorante etc.; la falta de afecto unido a la repetición y prolongación en el tiempo de actitudes despreciativas, acompañadas con bruscos cambios del estado de ánimo del agresor, sólo es comparable a algunas torturas.” (Miguel Lorente Acosta)

A pesar de esto, son muchas las víctimas de maltrato condenadas a oír, cómo se les cuestiona por el hecho de creer a sus victimarios  El desconocimiento de la complejidad en el tema, muchas veces nos impide comprender qué ocurre en la mente de quienes sufren la violencia recurrente.

Este síndrome provoca una “adaptación psicológica”, es una salida posible que encontraron las víctimas para procesar tanto dolor, sienten que es una situación sin salida ante la que no hay nada que pueda hacer.  La incapacidad para reaccionar es consecuencia del deterioro psicológico que produce la violencia. Generalmente no basta con la decisión para poner fin a la violencia. Es necesario el apoyo de profesionales para romper con esa situación.

Ejercicio para mostrar como funciona la indefensión adquirida:

Explicación del proceso psicológico de Indefensión aprendida utilizando la película La lista de Schindler como apoyo audiovisual:

Overmanier y Seligman en 1967 realizaron una serie de experimentos de laboratorio con perros a los que exponían a shock eléctricos inescapables o inevitables. Posteriormente, a las 24 hs. los perros fueron sometidos a una tarea de aprendizaje de conductas de escape/evitación en una caja de salto. La respuesta que se exigía a los perros consistía en saltar de un compartimento a otro de la caja de salto para evitar o escapar del estímulo adverso. Los resultados obtenidos indicaron que los perros sometidos a shock eléctricos inescapables mostraban graves deterioros en el aprendizaje de nuevas conductas para escapar o evitar el shock contingente a las mismas. Estos perros después del ensayo no hicieron ningún movimiento para escapar, aguantando pasivamente “shock” eléctricos.

Así, estos autores propusieron el fenómeno de la indefensión aprendida que postula como nivel inicial investigar que cuando los organismos son sometidos a situaciones de incontrolabilidad, éstos posteriormente muestran un déficit en el aprendizaje de respuestas de éxito. La indefensión es un “estado psicológico que se produce frecuentemente cuando los acontecimientos son incontrolables”.

En el caso de las mujeres maltratadas es frecuente que sufran el fenómeno de indefensión aprendida, adoptando la misma conducta de los perros sometidos a shock eléctricos incontrolables, no intentan ni siquiera escapar. “La mujer aprende y aprehende que haga lo que haga siempre será maltratada”.

Conocer el concepto de la indefensión aprendida y el ciclo de la violencia contra la mujer permitirá entender el hecho de que muchas mujeres maltratadas no se vayan del hogar. “Acostumbrada a la oscuridad temerá el resplandor de la luz; pensará en el riesgo de que la cuerda  se rompa; dudará de las propias fuerzas para resistir la remontada; el desaliento resoplará en el fondo; la seguridad del abrigo oscuro pujará para imponerse frente al futuro incierto…Esos y otros fantasmas pueden salir al paso para frenar los impulsos de liberación”. El estado de indefensión en que se encuentran la mayoría de las mujeres víctimas de violencia les impide con frecuencia, pedir ayuda y otras, prefieren resistir a esa situación de maltrato impidiendo así cualquier modificación de sus conductas frente a esas situaciones. Víktor Frankl afirma, que cuando el individuo se niega a aceptar el sentido de su vida basado en la repetición de un modelo trasferido e incorporado ordinariamente y comienza por sí solo la búsqueda de sentido de la propia vida, es cuando el hombre alcanza su madurez mental. El sobreviviente de los campos de exterminio argumenta que esto sólo se consigue transformando la tragedia en triunfo y esto sería aplicable también a las personas maltratadas que al sufrir situaciones límites propiciarían el desarrollo de sí mismas, descubriendo el infinito abanico de sus potencialidades, permitiéndoles vivir como sujetos independientes al fortalecer su autoestima. Cierto es que esta elección dependerá de la idiosincrasia y la fortaleza individual para poder renacer como personas nuevas del círculo de la violencia.


CONFERENCIA DE SELIGMAN SOBRE LA PSICOLOGÍA POSITIVA

Se le conoce principalmente por sus experimentos sobre la indefensión aprendida (learned helplessness) y su relación con la depresión. En los últimos años se le conoce igualmente por su trabajo e influencia en el campo de la Psicología positiva.

Desde finales de 2005, Seligman es director del Departamento de Psicología de la Universidad de Pensilvania. Previamente había ocupado el cargo de presidente de la American Psychological Association desde 1996. Fue también el primer redactor jefe de la Prevention and Treatment magazine, el boletín electrónico de la APA.

Seligman ha escrito varios best-sellers sobre psicología positiva, como The Optimistic Child, Learned Optimism, Authentic Happiness y What You Can Change and What You Can’t.

La Psicología Positiva surgió hace algunos años gracias al impulso decisivo del Prof. Martin Seligman de la Universidad de Pennsylvania. Este enfoque se caracteriza por estudiar los aspectos más positivos del ser humano.

Entre sus objetivos están el estudio de las bases psicológicas del bienestar y la felicidad, los rasgos que nos permiten superar con éxito situaciones vitales difíciles, o la aplicación de estrategias efectivas para potenciar cualidades positivas como el optimismo, la satisfacción vital o las emociones positivas en nuestras vidas.

Anuncios

7 respuestas a La indefensión aprendida

  1. Pingback: La indefensión aprendida, una causa de la represión en el maltrato « Megalectores de Ciencia

  2. Pingback: La indefensión aprendida | (Causa) No Más Maltrato

  3. Ya me gustaría que por fin en España se hablara desde la realidad. Si hablamos del maltrato del hombre a la mujer, hay tantas mujeres que son maltradoras y destruyen al hombre. ¿Por qué en EEUU se sabe que están al 50% de maltratadoras-maltratadores y en España, que estamos en la misma proporción ¿se niega tal evidencia? La única diferencia es: por parte de la mujer, la violencia es sibilina pero destruye igual porque llega a producir la muerte en el hombre. El hombre maltratado se diferencia con respecto a la mujer, que ésta llega a la denuncia cuando en el hombre la verguenza conlleva todo su ser. Yo pregunto a los profesionales que trabajan con maltratos ¿Es que no saben que la verguenza en el hombre, que es existente, provoca la retirada masiva de la defensa de su persona? El hombre no puede llegar a denunciar porque su dignidad (nacida de la propia sociedad) se lo impide. Si la Violencia existe porque la permitimos todos al no ir contra ella, la violencia de cualquier género la permitimos todos impidiendo reprovar la conducta de la maltratadora y no reprovándola nosotros. Parece que los Matriarcados Sibilinos de algunas mujeres enorgullencen a la Sociedad. Las maltratadoras son pura ignomimia, maldad y son abominables. La Democracia es tan sencilla como ser de igual a igual y las MALTRATADORAS DE FALSA MONEDA solo saben querer el poder al precio de la muerte del otro. El que no hayan salido aún del Narcisismo en el vínculo me hace verlas, como psicóloga clínica Nº de colegiada M-1407, pura basura contaminante. ¿Por qué la Sociedad lo ignora? Maruxa Oñate Español

    Le gusta a 1 persona

    • Estimada colega;
      Te dejo un artículo donde aparecen los datos que tu niegas http://www.publico.es/457546/la-violencia-contra-las-mujeres-alcanza-proporciones-epidémicas
      Es terrible que digas las cosas que declaras con absoluta negación de la evidencia científica.
      La violencia contra las mujeres es un “problema de salud global” que tiene “proporciones epidémicas”, según las conclusiones del primer informe mundial realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre este problema, que afecta a un tercio de las mujeres en el mundo.
      Los datos muestran que el 35% de todas las mujeres padecerán violencia machista a lo largo de su vida, algo que les dejará consecuencias que pueden ir desde un brazo roto, a embarazos indeseados, a problemas psicosociales profundos. El estudio revela que, globalmente, el 38% de todas las mujeres asesinadas lo fueron a manos de sus parejas, y que el 42% de las que padecieron violencia física o sexual de su pareja sufrieron graves consecuencias médicas posteriores.
      El informe también muestra que las mujeres que sufren violencia tienen dos veces más posibilidades de experimentar depresión o alcoholismo que el resto. Las mujeres violadas tiene una vez y media más posibilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, la clamidiasis, la gonorrea o el VIH-Sida. Asimismo, las mujeres que han sido víctimas de violencia sexual tienen el doble de posibilidades de quedarse embarazadas sin desearlo que el resto, y sus bebés tienen un 16 por ciento más posibilidades de nacer con bajo peso.
      Dado que tu me comentas que eres psicóloga clínica y dejas tu número de colegiada, creo que serás conocedora de la repercusión de este estado de cosas sobre la Salud Mental de las mujeres.
      Este blog recoge evidencias científicas no opiniones, y lo escribo personalmente, en función de los temas que abordo en mi Centro Psicológico.
      Maríangeles Álvarez García. Colegiada GZ-01978 desde 2011 (antes colegiada en el Cop Madrid)

      Me gusta

  4. Me gustaría preguntar algo, yo fuí alumna de Miguel Lorente Acosta, exactamente con Rocío. Me gustaría preguntar si está mi artículo fuera de lugar o demasiado fuerte. No lo es, si real, pero os rogaría si me deciis el porqué de no incluírlo. Sé que es libre la elección pero para mí es importante conocer el motivo de no ponerlo. Quizá sea que aún no está leído. Sé y pido disculpas que mi portatil no está bien y salieron alguna falta ´gramátical. Un saludo afectuoso, Maruxa Oñate Español Psicóloga Clínica Nº de Colegiada M-1407.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.